Te ofrecemos las terapias más avanzadas

El siguiente paso para tratar la enfermedad venosa sintomática es eliminar la vena o venas enfermas principales, que son la raíz del problema. Anteriormente esto se hacía a través de una cirugía mayor. Hoy en día estas venas pueden ser tratadas utilizando procedimientos ambulatorios mínimamente invasivos. Se coloca anestesia local en la vena, guiado a través de un ultrasonido. Luego se introduce un catéter delgado dentro de la vena. Por último, se aplica energía láser o de radiofrecuencia al interior de la vena para cerrarla, lo que a su vez eliminará la vena enferma.

Explicación del tratamiento

Por último, se aplica energía láser o de radiofrecuencia al interior de la vena para cerrarla, lo que a su vez eliminará la vena enferma. En el Metropolitan Vein and Aesthetic Center realizamos las terapias más avanzadas con radiofrecuencia y energía láser de alta frecuencia. Ambas modalidades proveen un resultado clínico excelente con efectos secundarios mínimos. La opción particular de tratamiento es elegida basada en la anatomía del paciente. Todos los pacientes son evaluados utilizando la guía de ultrasonido más avanzada con imágenes de vanguardia.

Ventajas de las terapias basadas en catéteres:

  • Menos dolor postoperatorio que con las cirugías tradicionales
  • Una recuperación más rápida. Normalmente se puede resumir las actividades regulares en un día
  • Buen resultado cosmético
  • Una vez que la vena enferma se ha cerrado, las otras venas sanas se encargarán de transportar la sangre de la pierna, restableciendo el flujo normal.

Aprenda más sobre todos los beneficios de recibir el cierre de vena.